Se el marido de la vieja por un rato y échale un polvo.

Foto de Se el marido de la vieja por un rato y échale un polvo.
Crees que al llegar a la vejez te vas a acostar con chicas delgadas y sin arrugas... pues vete haciendo a la idea que al casarte, ellas engordan lenta pero inexorablemente. Para que vayas sabiendo lo que te espera, colócate en la piel del protagonista y disfruta por un rato de lo que es estar casado. Aunque también hay un lado bueno, las mujer aprenden tus gustos y encantada ponen la polla entre sus tetas o te hace una mamada de vicio, además tampoco es necesario el condón ni anticonceptivos, puedes eyacular dentro.
Veyron7 / 10:29 /
/

Categorías más populares.